Notas saludables

Dietas que transtornan
Actualmente, parecería que bastara con presentar cualquier síntoma aislado de trastornos de la alimentación, para que una mujer sea rotulada con el temido sello de bulimica o anoréxica. Pero la realidad es mas compleja, y los diagnósticos apresurados son riesgosos.

En verdad, resulta difícil advertir cuando estamos frente a cualquiera de estas enfermedades, y cuando frente a aquello que recientemente se ha calificado como "trastornos alimentarios no específicos ". Sin embargo, la bulimia y la anorexia tienen parámetros muy claros desde el   punto de vista medico-psiquiátrico. 
Para que una persona sea considerada bulímica, es necesario que presente determinados síntomas. Entre otros, se pueden citar los siguientes, a los que no se debe contemplar aisladamente:
-Consumir una cantidad de comida definitivamente superior a la que comería la mayor parte de la gente en un periodo similar.
-Comer en un estado de fuerte pérdida de control ( muy frecuentemente, a escondidas ), lo cual lleva después a la sensación de culpa y vergüenza, así como a conductas compensatorias. 
-Los atracones, así como las " compensaciones ", tienen una frecuencia superior a la de una vez por semana y son sostenidas en el tiempo.
-Las conductas compensatorias, que tienen la finalidad de eliminar lo que se comió durante el atracón, van desde el vómito autoinducido hasta el abuso de laxantes o diuréticos, pasando por la actividad física extrema o los ayunos.

Anorexia


La anorexia, por su parte, también presenta rasgos identificatorios :
-Vivencia perturbada del peso, las formas y el tamaño corporal. 
-Peso claramente inferior al adecuado a la edad y contextura física.
-Extrema rigidez en el control del apetito.
-Negación del riesgo que implica el bajo peso.
-Ausencia de menstruación durante por lo menos tres meses seguidos.
Frente a estas enfermedades, existen los " trastornos alimentarios no específicos " : disfunciones que, sin llegar a la intensidad de los síntomas bulímicos o anoréxicos, también requieren contención y tratamiento. La persona, por ejemplo, se atracona sin llegar a la frecuencia semanal, y tampoco toma laxantes o vomita. De todas formas, y aunque la vivencia sea angustiosa, uno o varios atracones no alcanzan para agitar al fantasma de la bulimia. Así tampoco nadie debería apresurarse a calificar de anoréxica a una jovencita que esta delgada, hace dieta y " se mata " en el gimnasio. 

La realidad es mas compleja que estas conclusiones rutinarias, y sin embargo, en más de una oportunidad he recibido consultas de alguna madre preocupada porque su hija había sido diagnosticada como bulímica, habiendo vomitado solo en una ocasión.
Recuerdo a Alejandra F.: el profesional que le había diagnosticado bulimia le proponía realizar un tratamiento de hospital de día ( de 8 a 17 hs., diariamente ), lo cual equivalía a tener que abandonar su empleo, y por consiguiente, también su departamento. Alejandra acababa de separarse y vivía sola. Cuales eran sus síntomas ? : comilonas compulsivas que no podía controlar y le ocasionaban no solo " dolores de panza " sino también estados depresivos. Después de cada comilona, apelaba a dietas restrictivas que resultaban muy difíciles de ser respetadas a lo largo del tiempo. Y era este falso recurso de la dieta lo que conducía inevitablemente a Alejandra a su próxima comilona.
Visto desde esta perspectiva, quedaba claro que su problema no era " ser bulímica " sino caer en el círculo vicioso de dieta-atracón-dieta-atracón.  

Al registrar que no era etiquetada - y mucho menos impulsada a cambiar brutalmente su modo de vida - Alejandra sintió un gran alivio. Acepto un plan equilibrado de alimentación, en el que podía comer de todo un poco, y en la medida en que empezó a superar sus compulsiones pudo también comenzar a decodificar otras emociones. Emociones que tenían que ver con su historia personal y familiar, y que hasta el momento ella no había podido poner en palabras. Su caso no excepcional : los " trastornos alimentarios no específicos" requieren que se trabaje en forma conjunta el aspecto nutricional y el psicológico.


Tal como Alejandra, muchas mujeres se someten a dietas restrictivas con la con la ilusión de que así cumplirán con el actual modelo de delgadez, que es muchas veces inalcanzable. En esta conducta radica el principal origen de los " trastornos no específicos de la alimentación ", que se extienden en la población a un ritmo aun mayor que el de la bulimia y la anorexia. Para entender como funciona este mecanismo, basta remitirse a un experimento realizado en la Universidad de Minnesota, durante el cual 36 personas fueron sometidas a una dieta restrictiva prolongada, basada en bajas calorías.

Los 36 voluntarios redujeron su consumo calórico a la mitad a lo largo de 6 meses y, ni bien habían perdido un 25% de su peso, se comenzó a observar en ellos una serie de cambios : se veían mas preocupados por la comida y el comer, coleccionaban recetas y libros de cocina, desarrollaron nuevos hábitos (desmenuzar la comida, por ejemplo), bebieron mas te y café, y aumentaron su consumo de cigarrillos.
Lo más significativo se produjo, sin embargo, durante el período de recuperación de su peso: un alto porcentaje informó que sentía hambre a pesar de haber estado alimentándose en forma normal, otros escondieron comida, y también se verificaron atracones. Y lo más preocupante: todas las personas que participaron de esta experiencia desarrollaron distintos grados de irritabilidad, ansiedad, depresión, indecisión, aislamiento social, pensamiento obsesivo, insomnio y pérdida de interés sexual.



Tal como se demostró en aquel momento, cualquier persona que sea sometida a dietas desbalanceadas y restrictivas ( y que a veces se muestran simplemente en una revista ), desarrollarán trastornos que van mucho mas allá de lo alimentario. No alcanzan para aplicar erróneamente la etiqueta de " enfermo bulímico o anoréxico " pero si requieren la atención de un profesional responsable. Acompañar a un paciente de estas características, y sostener su posibilidad de modificar conductas que el considera incontrolables, es el desafío que actualmente enfrentan nutricionistas y psicólogos.
Tips para comer y bajar de peso en la oficina

Una alimentación completa y balanceada es una de las claves para mantenerse saludable, sin embargo, de lunes a viernes la mayoría de los trabajadores se alimenta mal durante su jornada laboral, consumiendo una carga calórica menor o muy superior a la que su cuerpo necesita y con hábitos no muy sanos, según advierte la especialista María Angélica Barrientos.

Foto: Getty Image
"Es común observar una rutina en la que los trabajadores por falta de tiempo tienden a saltarse el desayuno comiendo al mediodía golosinas, snacks o bebidas muy calóricas, para después almorzar comida rápida o alta en grasas, si es que se dan el tiempo para esta comida, ya que es frecuente ver trabajadores que no respetan este tiempo y simplemente comen algo rápido como sándwiches o ensaladas en sus propios escritorios o frente al computador", explica Barrientos.

A pesar del poco tiempo,  los trabajadores deben aprender a compatibilizar su vida laboral con una correcta alimentación, de lo contrario se  deteriorará la salud y también la productividad, agrega. De esta forma, la mala alimentación en el trabajo puede causar pérdidas de hasta un 20% en la productividad, tanto por problemas relacionados a la falta de alimentación como por el exceso de ella, asegura un estudio de la  Oficina Internacional del Trabajo (OIT).


Los tips

1.- No saltarse las comidas: Lo ideal es darse el tiempo para realizar dos comidas completas, más dos meriendas al día, en lapsos de cuatro horas.

2.- El peligro de los picoteos:  Consumir distintos alimentos en cantidades más o menos pequeñas durante el día puede resultar muy dañino, aumentando fácilmente su peso. Por eso, para que no le dé hambre entre comidas, lo ideal es incluir el consumo de pequeños snacks sanos, como frutas, yogurts o frutos secos, entre otros, al mediodía y durante la tarde.

3.- Tómate tu horario de almuerzo: Si su trabajo es sedentario, trate de no almorzar en su escritorio o frente al computador. Lo ideal es que aproveche ese tiempo para tener una comida de calidad y que, al mismo tiempo, le permita despejarse de sus actividades laborales.

4.- Alimentación equilibrada: Si le complica salir a almorzar o hacerlo lo sacaría de su presupuesto, siempre puede llevar al trabajo comida desde su casa, la que puede preparar la noche anterior o esa mañana, evitando comprar comida chatarra o alimentos hecho en base a pan, como sándwiches, principalmente. Además, favorezca alimentos ricos en proteínas y fibra, ya que estos lo harán sentirse saciado y le permitirán controlar su nivel de apetito.

5.- Mantenerse hidratado: Cualquiera sea la naturaleza de su trabajo, una de las claves más importantes es hidratarse, por lo que le conviene tener agua u otras bebidas como jugos, tés o gaseosas, siempre cerca.

6.- No exagerar con el café:  Pese a lo que podría pensarse, también es recomendable moderar el consumo de café, ya que aumenta el nerviosismo y la desconcentración, además de favorecer el estrés. Al mismo tiempo, el consumo de cerveza debiera excluirse durante la jornada laboral, ya que reduce la capacidad de reacción y favorece la somnolencia.

Bajo desempeño

100% rinde un trabajador con una alimentación balanceada en el trabajo, mientras que 30% disminuye esa productividad  si el trabajador no se ha alimentado adecuadamente.

El sobrepeso y la Obesidad reducen 12 años 
la expectativa de vida
Una realidad notoria en nuestra sociedad con el tema del sobrepeso es que más del 50% de ella lo padece, y una aún más cierta, es que a medida que el sobrepeso aumenta, hay más posibilidades de presentar enfermedades y reduce la expectativa de vida hasta de 12 años de las personas que la padecen.

La mala alimentación y los malos hábitos, acompañados del sedentarismo se convierten en el detonante del sobrepeso; casi siempre consumimos más de lo que nuestro cuerpo necesita y por ello se pierde la figura, cae el autoestima y recuperar el cuerpo ideal requiere esfuerzo, apoyo y control.

Actualmente en Colombia, perder peso es una de las mayores preocupaciones; quizá, el que esté sea el séptimo país que posee las mujeres más hermosas del mundo, lleva a nuestras mujeres a buscar por cualquier medio bajar de peso y lucir siempre bellas a costa del sacrificio que sea. Esta situación crea la proliferación de promoción de dietas mágicas, métodos y productos para perder peso, que en realidad no resultan efectivos, y encontrar un programa adecuado que permita perder peso de forma segura y garantizada, se hace cada día más difícil.

Internet ofrece todo tipo de dietas que no suelen ser la solución, pues perder peso sin evaluar antes el estado físico y el funcionamiento de nuestro metabolismo, no es la solución más sana. El sufrimiento al que se somete cualquier persona, al cambiar sus hábitos alimenticios drásticamente es poco efectivo, sin hablar de las consecuencias metabólicas que sufre el cuerpo cuando es sometido a un método, sin incluir la asesoría de un especialista en el tema.

A partir de 12 años de experiencia en el manejo de Cirugía Plástica y Tratamientos No Quirúrgicos, la organización Alan González ha diseñado un tratamiento con un nuevo enfoque: “ControlBody” menos tallas más control, con el fin de ofrecer a los pacientes la combinación de conocimiento y tecnología, apoyado en un programa especial y personalizado de nutrición y tratamientos estéticos no quirúrgicos que brindan resultados reales en la reducción del sobrepeso.

El equipo de especialistas diseñó el programa que además de combinar herramientas como guía profesional, ayudas nutricionales y un completo plan de tratamientos no quirúrgicos, incluye un sistema innovador y revolucionario, llamado “El Guardián de Reducción”; un concepto de apoyo y conexión permanente con el paciente a través de medios como las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea (Facebook, Whatsapp). Los pacientes pueden estar en permanente contacto con el equipo médico y especializado de la organización.

El guardián de reducción se convierte en el apoyo de los pacientes en su proceso de reducción de tallas y peso; el apoyo en el proceso de reducción es vital. El paciente en solitario, presenta un nivel alto de deserción y la voluntad puede perderse, llevándolos a un círculo vicioso, ya que los alimentos altamente grasos generan adición en el cuerpo y liberan los mismos transmisores que cualquier otra adicción.

El programa busca estar en constante comunicación, retroalimentación, soporte y apoyo con el paciente, factor clave que le proporciona bienestar y garantiza la efectividad del programa.

“ControlBody”  ofrece una solución al tema del sobrepeso, y se convierte en la mejor alternativa ya que es un programa diseñado de manera particular de acuerdo a las necesidades de cada paciente, ofreciendo soluciones reales y reforzando de manera especial el tema nutricional.

Sobre el especialista.

Alan González M.D es uno de los especialistas en cirugía plástica más reconocido en Colombia y Latinoamérica. Tiene un promedio de 8000 procedimientos quirúrgicos desde que inicio su especialidad.

El Dr. González se ha destacado por estar a la vanguardia en las técnicas quirúrgicas asociadas al empleo de tecnología de punta, siempre en la búsqueda de los mejores resultados estéticos, con la menor cantidad de cicatrices y la más rápida recuperación para el paciente.

Considera que el principal objetivo de la Cirugía Plástica es contribuir a mejorar la vida de las personas.

Por su experiencia, conocimiento y desarrollo profesional y científico, es asesor de importantes medios de comunicación, por medio de los cuales ha logrado llevar a cabo un concepto académico que educa a la gente en Cirugía Plástica integrándolo con su visión de belleza y armonía. además es invitado constante de los más importantes encuentros mundiales de medicina en calidad de orador, investigador y participante.

Contacto:
Tels: 6-224123 / 7-026484 en la ciudad de Bogotá

Tels: 3-322038  / 3-926235 en la ciudad de Cali.

Consejos y trucos para evitar líneas de expresión

Las líneas de expresión, comúnmente llamadas “patas de gallina” son esas arrugas que aparecen alrededor de los ojos, inicialmente como arrugas dinámicas, que se ven con la expresión cuando nos reímos o hacemos gestos y a medida que pasan los años y que repetitivamente gesticulamos, se vuelven arrugas estáticas, las cuales se ven a pesar de que no movamos el rostro o nos expresemos.

Esto ocurre porque con el paso de los años nuestra piel va perdiendo brillo y la textura juvenil, lo que  está relacionado con la pérdida de colágeno y de ácido hialurónico, este último, responsable de la hidratación por excelencia en nuestra piel. 

Es importante saber que las líneas de expresión no pueden desaparecer por completo de nuestros rostros, ya que son naturales, pero si se pueden suavizar y disminuir notoriamente.

¿Qué hacer para evitar la aparición de arrugas?
La primera recomendación para controlar la aparición de las arrugas estáticas es una buena hidratación de la piel, acompañada de una rutina de bloqueador solar, pues los rayos solares generan daños celulares, desmejorando la calidad de nuestra piel y envejeciéndola, también suele ayudar la aplicación diaria de  agentes exfoliantes, ya que el uso de los componentes de las cremas de belleza, como el retinol, favorece la hidratación de la piel. Existen también tratamientos más agresivos como los peelings químicos y procedimientos no quirúrgicos que requieren la intervención de profesionales idóneos.

Fashion Creator TV  estuvo  visitando hace algunos días el Pabellón de Salud de Cali Exposhow  y  allí se encontró con la  Doctora Lina Triana, Médico Cirujano graduada de la Universidad del Valle y miembro de la Sociedad Colombiana de cirugía plástica quien nos dío algunas recomendaciones para mejorar  la apariencia de líneas de expresión del rostro.

¿A qué se debe que las personas presenten líneas de expresión? 
Al estar  hablando y gesticulando se produce una contracción musculas que finalmente se nos calca a través de la piel y así poco a poco y de manera repetitiva se van formando las arrugas, también se debe al paso de los años por la pérdida de colágeno y de ácido hialurónico, este último, responsable de la hidratación por excelencia en nuestra piel.



¿Cómo se pueden evitar?
Con una buena hidratación de la piel, acompañada de una adecuada limpieza de la misma y sin olvidar nunca la importancia del uso diario del bloqueador solar. Suele ayudar la aplicación diaria de  agentes exfoliantes, ya que el uso de los componentes de las cremas de belleza, como el retinol, favorece la hidratación de la piel.

¿Hay tratamientos en el mercado para evitarlas?
Si, tratamientos preventivos como el plasma de rejuvenecimiento y el Pelleve nos ayudan a que se forme más colágeno y por ende se pronuncien menos las arrugas. También la aplicación de toxina botulínica ha demostrado en estudios en pacientes a largo plazo que finalmente retarda el paso de las arrugas dinámicas a arrugas estatices, viéndose pues una menor cantidad de arrugas en los rostros de estas pacientes.

Otro procedimiento que se puede realizar es la aplicación de ácido hialurónico, que es muy útil para rellenar las arrugas de pacientes que ya presentan arrugas estáticas. Este es un material de relleno absorbible que hace parte del colágeno de nuestra piel.

También hay  tratamientos como los peelings químicos y láseres de cara. De estos tenemos aquellos mas suaves que solo estimulan la formación de colágeno en la piel hasta aquellos que con varios sesiones pueden ayudarnos a disminuir arrugas finas.

¿Qué se  debe tener en cuenta a la hora de decidir hacerse estos tratamientos?
Buscar  un profesional en la materia que no venda expectativas falsas. Si hablamos pues de prevención estamos pensando en cómo envejecer mejor, no en desaparecer las arrugas. Ni terminar con un rostro abotagado y no natural. Este concepto es muy importante de tener en cuenta a la hora de realizar un rejuvenecimiento ya sea quirúrgico o no quirúrgico, pues el reto siempre para el especialista es rejuvenecer de manera natural.

Recomendaciones finales:
  • Procure tener siempre una buena hidratación y usar bloqueador solar.
  • Si le molestan las arrugas dinámicas, la toxina botulínica es la mejor opción.
  • Para fomentar una piel saludable, el plasma de rejuvenecimiento y/o láseres no quirúrgicos son los procedimientos indicados.
  • Cuando aparecen las arrugas estáticas el ácido hialurónico y cremas exfoliantes y/o peelings químicos o láseres darán excelentes resultados.
  • Cuando le sobre piel o se tienen bolsas, piense en una blefaroplastia.
  • La mejor recomendación es que vaya donde un buen profesional que conozca y maneje todas las opciones, para que lo asesore y pueda obtener un mejor resultado realizándose procedimientos combinados.
Asesoria:
-Médico Cirujano de la Universidad del Valle


-Especialista en Cirugía Plástica, Reconstructiva, Maxilofacial y de la Mano, Universidad del Valle.

- Con estudios y especialidad en  Rejuvenecimiento y Diseño Láser Vaginal, Laser Vaginal RejuvenationInstitute of America.





Medicina biológica y terapias postparto, una alternativa saludable para las madres

Las madres son la columna vertebral de las familias, no hay duda. Por ello es importante celebrarles día a día su presencia, y ellas mismas también deben cuidarse y preocuparse por su salud y físico. No hay justificación para anular su autoestima.


De acuerdo con las estadísticas y debido a los cambios ambientales, hábitos de vida y alimentación, las mujeres gestantes están presentando problemas digestivos, respiratorios y de sobrepeso. Así mismo, se se están diagnosticando algunas consecuencias del postparto como fatigas, cansancio injustificado e infecciones.


Según la Dra. Gilma Garrido, Médica biológica, lo ideal es estimular la función de los sistemas de detoxificación, es decir, la liberación de toxinas del cuerpo, ya que algunos productos químicos se depositan en los órganos y tejidos, afectando su funcionamiento.

Con medicina biológica se trabajan los sistemas linfáticos, gastrointestinales, hepáticos, biliares y renales, elevando el sistema inmunológico para que la mamá con el tiempo, sea menos vulnerable a las enfermedades




En el postparto:

La medicina biológica se hace presente con el plan de detoxificación que favorece la movilización de las toxinas desde la matriz, disminuyendo el linfedema, que se presenta cuando se forma un edema por acumulo anormal de líquido en el tejido subcutáneo. 

En el Centro de Medicina Biológica y Estética de la Dra. Gilma Garrido, conjuntamente con los diferentes servicios del Biological Spa, ofrece a las pacientes maternas un post parto tranquilo y cómodo, orientado hacia la disminución de peso después de la gestación. Luego de una juiciosa valoración médica se inicia el proceso de adelgazamiento y tonificación corporal utilizando medicamentos biológicos compatibles con la lactancia, los cuales benefician a la madre y por ende al bebé, acompañados por una rutina de ejercicio especial, masajes, gimnasia pasiva y una orientación hacia la dieta balanceada.

Las mujeres no deben olvidar realizar deporte cardiovascular dirigido mínimo tres veces la semana, además, para sentirse hermosa, tomarseun  tiempo para realizarse un drenaje linfático con el fin de desplazar cualquier edema,afirma la Dra. Gilma, experta en medicina biológica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario